17 nov
2016

El Pleno del CSN da su visto bueno a medidas requeridas tras Fukushima

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha dado su visto bueno a las modificaciones de diseño post-Fukushima, relativas a la instalación de recombinadores pasivos autocatalíticos de hidrógeno (PAR) en la contención, y a la puesta en servicio de Centros Alternativos de Gestión de Emergencias (CAGE) en las centrales nucleares de Almaraz, Trillo y Cofrentes, así como a la revisión asociada de los Planes de Emergencia Interior (PEI).

El CAGE fue requerido como una instalación para situaciones que se definen como más allá de la base de diseño de la central y su objeto es reforzar la capacidad de gestión en caso de accidentes severos. Los recombinadores de hidrogeno tienen por objeto evitar la acumulación y la concentración de este gas, que reacciona fácilmente con el oxígeno del aire y produciendo una explosión. Todas estas modificaciones dan cumplimiento a requisitos establecidos por el CSN en 2012 en relación a las pruebas de resistencia tras el accidente de Fukushima y las mejoras contempladas en el plan de acción nacional.

Concretamente, el Pleno ha apreciado favorablemente las modificaciones de diseño para la Unidad II de Almaraz, que serán implantadas durante la actual parada de recarga de combustible.

Asimismo, el Pleno del CSN ha informado favorablemente al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (Minetad) la modificación de diseño relativa a la instalación de la tubería y las válvulas de aislamiento del sistema de venteo filtrado de contención de la central nuclear de Almaraz, y la aprobación de los documentos oficiales de explotación afectados. La implantación de los edificios de filtrado y sistemas auxiliares, interferencias entre recargas y seguridad física será realizada posteriormente por el titular de esta central nuclear durante los correspondientes ciclos de operación de ambas unidades.

La entrada en vigor de este nuevo sistema en relación con las medidas post-Fukushima, requerirá finalmente autorización previa a su puesta en servicio y no se llevará a cabo hasta la finalización completa del sistema (antes del 31 de diciembre de 2017). El venteo filtrado permite una despresurización controlada del edificio de contención ante sucesos más allá de la base de diseño, reduciendo la cantidad de material radiactivo emitido al exterior.

Por otro lado, el Pleno ha informado favorablemente al Minetad de una modificación del diseño del sistema de seguridad física, asociada a la autorización de ejecución y montaje del futuro Almacén Temporal Individualizado (ATI) de la central de Almaraz, que ya fue informada favorablemente por el Pleno de 8 de septiembre de 2016, y aún en trámite de estudio por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Asimismo, se ha informado favorablemente una modificación de diseño para la modernización del control de la turbobomba del sistema de agua de alimentación auxiliar y de una revisión de los documentos oficiales de explotación afectados, que forma parte del plan de renovación de sistemas de control, instrumentación e información de Almaraz I y II.

Igualmente, el Pleno ha dado su visto bueno a la modificación de diseño para la instalación de recombinadores de hidrógeno en la contención de la central nuclear de Vandellós II.

Apercibimientos

En otro orden de cosas, el Pleno ha acordado apercibir a la central nuclear Ascó II por incumplimiento de las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento (ETF), que tuvieron lugar durante la parada de recarga de mayo de este año, y cuya consecuencia fue una disminución puntual de la concentración de boro en el sistema de refrigeración del reactor por debajo de los valores requeridos, sin que se adoptarán por el titular las acciones previstas en dichas ETF.

De igual forma el Pleno ha acordado también apercibir a la central nuclear de Cofrentes por incumplimiento de la Instrucción Técnica Complementaria (ITC) relativa a Fukushima, al haberse superado el plazo para la implantación de la acción de mejorar la instrumentación de la piscina de combustible gastado, ya que aunque el titular implantó en su momento las modificaciones de diseño requeridas, no había validado los procedimientos necesarios para el uso de la nueva instrumentación instalada.

Instrucciones del CSN

Finalmente, el Pleno ha aprobado la revisión 2 de la Instrucción del Consejo IS-30, sobre requisitos del programa de protección contra incendios en centrales nucleares para clarificar y facilitar la aplicación práctica de sus términos.

Fuente: CSN

Noticias Relacionadas