06 may
2016

Los municipios de AMAC reivindican un desarrollo alternativo en sus zonas

Los municipios del entorno de las centrales nucleares de España manifiestan su total apoyo a la posición tomada por los municipios de AMAC de la zona de Santa María de Garoña reivindicando un desarrollo alternativo de sus municipios después del cierre de la central nuclear anunciado por el presidente de IBERDROLA y oponiéndose a la instalación de un almacenamiento de residuos radiactivos en el exterior de la central nuclear sin que ello suponga ninguna oportunidad de creación de riqueza para la zona.

Las zonas nucleares españolas constatan que la posición de la gran mayoría de los partidos políticos de nuestro país conlleva la desaparición temprana de las centrales nucleares, lo cual se ha refrendado por la decisión tomada por la mayoría del Congreso de los Diputados a favor del cierre de las centrales a sus cuarenta años de funcionamiento. Esta realidad cobra mayor importancia si cabe por el nuevo posicionamiento de empresas del sector nuclear que consideran el cierre de las centrales como una verdadera opción, al considerar que su rentabilidad ha desaparecido prácticamente.

La preocupación de los alcaldes es mayor al observar que nadie de los que se posicionan a favor del cierre, manifiesta ningún interés por el futuro de los ciudadanos que viven en el entorno de estas plantas, que son los que se verán realmente afectados por la pérdida de una actividad económica que se instaló para benefició de las zonas más desarrolladas de España. Además estas decisiones se toman sin pensar en solucionar la gestión de los residuos y se pretende, como en Almonacid de Zorita o en Garoña, abandonar la actividad y dejar los desechos.

Estas preocupaciones no son gratuitas: actualmente existen almacenamientos de residuos en todas las piscinas de combustible de las centrales y existen almacenamientos en seco al aire libre en Trillo, Almonacid de Zorita y Ascó, está pendiente de la licencia municipal el de Santa María de Garoña, y está en fase de licenciamiento el de Almaraz. Si a esta realidad se añade la situación del licenciamiento del ATC de Villar de Cañas, cada día con más complicaciones técnicas y con más oposición ciudadana y política, todo nos lleva a una realidad realmente negativa para los ciudadanos del entorno nuclear que han tenido que convivir con estas instalaciones sin haberlo decidido así en ningún momento.

Ahora la posición del presidente de IBERDOLA a favor del cierre de Santa María de Garoña certifica el cercano cierre de las centrales nucleares de nuestro país.

Esta perspectiva de futuro obliga a los municipios a redoblar los esfuerzos a favor de un desarrollo alternativo para sus zonas impidiendo que se utilicen sus emplazamientos como vertederos de desechos, los cuales no se pueden llevar a un almacenamiento adecuado por la incapacidad de la clase política de tomar acuerdos social y técnicamente sostenibles y por la falta de implicación de las empresas en la solución final del almacenamiento de los residuos radiactivos de alta actividad.

Los municipios de AMAC ante esta nueva perspectiva reclaman la implicación del gobierno de España que surja de las próximas elecciones, de los gobiernos autonómicos y de las empresas propietarias de las centrales nucleares, en el desarrollo alternativo de las zonas nucleares.

Al mismo tiempo se oponen y se opondrán por todos los medios a la construcción de vertederos de residuos radioactivos de alta actividad en sus emplazamientos para evitar las habituales políticas de hechos consumados  tal como nos tienen acostumbrados.

AMAC comparecerá en todos los expedientes de licenciamiento que se incoen en el Ministerio de Industria y Energía para el almacenamiento de residuos y para las inversiones que se realizan en las plantas para oponerse a toda actividad que conlleve un aumento de residuos y su almacenamiento en el emplazamiento.

Los municipios de AMAC defenderán su posicionamiento ante las formaciones políticas que se presenten a las elecciones generales del mes de junio y ante los grupos parlamentarios que surjan de las mismas y solicitará entrevistas a alto nivel con los gobiernos autonómicos para reivindicar su implicación en el futuro de los habitantes de las zonas nucleares.

 

Noticias Relacionadas