18 ene
2017

Resultados del Sistema Integrado de Supervisión de Centrales Nucleares (SISC) correspondientes al tercer trimestre de 2016

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) fue informado de los resultados correspondientes al tercer trimestre de 2016 del Sistema Integrado de Supervisión de Centrales (SISC).

El SISC tiene como objetivo la optimización y sistematización de la supervisión de las centrales nucleares, mediante el uso de una metodología integral que permite concentrar los esfuerzos en las áreas de mayor riesgo potencial para la seguridad, e incrementar la transparencia del proceso de supervisión y dar respuesta a los objetivos estratégicos del CSN.

Entre julio y septiembre de 2016 se realizaron 24 inspecciones y se registraron 37 hallazgos de inspección, todos ellos considerados de “muy baja importancia para la seguridad” (clasificados con el color verde).

En lo que respecta a los indicadores de funcionamiento, todos están en la banda de color verde, excepto el de respuesta ante situaciones de emergencia y simulacros del pilar de preparación para emergencias de Vandellós II, que se encuentra en la banda de color blanco.

Los indicadores se definen para caracterizar el funcionamiento de las centrales mediante datos numéricos y se aplican a todos aquellos aspectos de la seguridad susceptibles de ser cuantificados, en aras de lograr la máxima objetividad.

Este tercer trimestre ha sido el segundo de aplicación de los componentes transversales a los hallazgos de inspección. Los componentes transversales son atributos fundamentales del funcionamiento de una central que afectan a todos los pilares del SISC y están relacionados con los aspectos de factores humanos y organizativos del titular de las centrales nucleares y que definen la cultura de seguridad implantada en las mismas.

Esta metodología trata de identificar para cada uno de los hallazgos de inspección, las debilidades en sus componentes transversales de forma que si estos son suficientemente repetitivos serían indicativos de la existencia de un problema , lo que daría lugar a acciones correctivas por el titular y por parte del CSN.

El CSN acordó la puesta en marcha de esta novedad del sistema de supervisión el pasado 1 de abril, tras un periodo de prueba de casi dos años. En este tercer trimestre se han identificado 34 componentes transversales en los 37 hallazgos de inspección.

Estos resultados, unidos al historial reciente de cada instalación, posicionan a todas las centrales en operación en la “columna de respuesta del titular” de la matriz de acción del SISC, excepto Vandellós II que se encuentra en la “columna de respuesta reguladora” debido al indicador de respuesta ante situaciones de emergencia y simulacros que se mantiene en la banda de color blanco.

La “columna de respuesta del titular” implica que el CSN mantiene el programa básico de inspección y supervisión sin actuaciones especiales añadidas, mientras que la situación en la “columna de respuesta reguladora” conlleva un análisis del titular de la instalación para determinar la causa raíz y los factores contribuyentes de las deficiencias detectadas, así como la inclusión, en su programa de acciones correctoras de las actuaciones necesarias para resolverlas.

El SISC analiza y clasifica la información de los indicadores de funcionamiento de las centrales y de los hallazgos de la inspección obtenidos, y que se traduce en un código de colores que gradúa el riesgo y la importancia para la seguridad, el cual va desde el color verde, de baja importancia para la seguridad, seguido por el color blanco, correspondiente entre baja y moderada importancia, al que sigue como de importancia sustancial, el color amarillo, y situándose el nivel de importancia alta el color rojo.

Finalmente, todos estos resultados se integran en la denominada “matriz de acción”, que establece las acciones a realizar por los titulares y el CSN, en función de la relevancia de los resultados de la supervisión, proporcionando una visión global sobre la situación de cada una de las centrales.

La matriz consta de cinco columnas en función de los resultados obtenidos, que de menor a mayor supervisión por parte del CSN, se corresponden con las columnas de respuesta del titular, de respuesta reguladora, de pilar degradado, de múltiples/repetitivas degradaciones, y la columna de funcionamiento inaceptable.

Según la posición de una central en la columna de la matriz de acción, se llevan a cabo acciones correctoras y, en su caso, actuaciones reguladoras para corregir la situación.

Los resultados trimestrales, el histórico y los detalles sobre el funcionamiento pueden ser consultados desde el siguiente link: https://www.csn.es/sisc/index.do

Fuente: CSN

Noticias Relacionadas