19 sep
2017

Una carretera de evacuación de Cortes se hunde tres veces en nueve meses

Las entrañas del suelo siguen dando disgustos en Cortes de Pallás. Si el 6 de abril de 2015 un gigantesco derrumbe dejó al pueblo aislado y se rozó la tragedia, ahora los problemas se sitúan en una de las cuatro carreteras de la población enmarcada en el Plan de Evacuación Nuclear de Valencia (PENVA), concebida para dar salida a sus habitantes en caso de una emergencia grave en la central nuclear de la vecina Cofrentes.

Según lamenta el alcalde de la localidad, Fernando Navarro, la vía ha sufrido tres hundimientos en el escaso plazo de tres meses. La primera rotura llegó en diciembre y fue reparada. Pero la inestabilidad del terreno volvió a resquebrajar el suelo y dejó otra vez impracticable el paso poco antes de verano. Las máquinas y operarios volvieron a actuar por iniciativa del consistorio. Y hace una semana, volvió a aparecer una preocupante brecha con una extensión aproximada de 20 metros.

Tal y como indicó el responsable municipal, el motivo de estos desperfectos son las «filtraciones de agua procedentes del pantano de Cortes», unido a que la vía de evacuación nuclear está situada «en terreno muy arcilloso».

Hasta la fecha, el consistorio lleva invertidos unos 20.000 euros para paliar este problema que se repite como una pesadilla «exactamente en el mismo punto». Se arregla y a las pocas semanas la carretera se torna inútil por un socavón considerable. Esta reiteración en tan poco tiempo hace presagiar a Navarro que el problema «va a seguir, porque la base está enferma».

La solución de un desvío

Para Navarro, la solución pasa, necesariamente, por construir un desvío: «llevar el trazado de la carretera de evacuación por una zona más estable en la que se eviten las filtraciones del pantano, con la consiguiente expropiación de terrenos para su construcción».

De hecho, el consistorio ya ha pedido auxilio a la Subdelegación del Gobierno en Valencia, al entender que es el organismo competente en este tipo de infraestructuras, enmarcadas en el ámbito de Protección Civil. «De momento, hemos obtenido el silencio por respuesta», lamentó Navarro.

(…)

Fuente: Las Provincias

Noticias Relacionadas